martes, 3 de abril de 2018

Comer, beber y vivir en Tokio

Yasunari Kawabata, La pandilla de Asasuka (1930)
Naomi Kawase, Una pastelería en Tokio (2015)
Premio a la mejor dirección. Festival de Valladolid 2015
Jiro Taniguchi y Masayuki Kusumi, Paseos de un gourmet solitario (2015)

Asakusa en 2012. © whisper-from-japan
Las ciudades son, cada vez más, el principal espacio para la comunicación y la convivencia. Entre ellas, Tokio es la que condensa más población (entre 38 y 43 millones de habitantes, según el área que se considere) y constituye el paradigma de la ciudad global.
Quizá la mejor manera de reflejar esta densa red de relaciones, donde todos los actos humanos, hasta los en principio privados, pueden convertirse en públicos -comer, beber, hablar, conocerse, desear, llorar, ayudar, dañar...-, es mostrar fragmentos de vida en episodios que actúan como piezas de un puzzle. En lugar de generar teorías macro que intenten explicar las dinámicas de la ciudad, algo casi imposible, los autores de este mes optan por permitir al lector/espectador construir su propia versión de una realidad compleja a través de la sensaciones que nos muestran.
Hanayashiki, parque de atracciones de Asakusa (c. 1910)

 La pandilla de Asasuka, obra inacabada del todavía joven Yasunari Kawabata, es un ejemplo perfecto: sus enumeraciones de lugares, objetos y tipos sociales nos permiten entrar en la idiosincrasia de este barrio y comprobar cómo en las ciudades nada es inmutable.
El caos del relato casa con el aparente desorden del lugar; sin embargo, tanto en uno como en el otro se puede encontrar una estructura y organización propias. De especial interés desde una perspectiva sociológica es, por ejemplo, descubrir que las personas en exclusión elaboran sus propias categorías diferenciadas: los shiki (los que aún tienen hogar), los sotoshiki (sin techo) y, en la escala inferior, los zugu y daigara.
En la lectura descubrimos un Kawabata diferente al que ya conocíamos. Ansioso por vivir y experimentar todo lo nuevo, compara el pasado con el presente pero, completamente fascinado por el hoy, no cae en la trampa de considerar el ayer como un paraíso a redescubrir. Incluso es capaz de ridiculizar el que luego sería su motivo narrativo central: la venganza y el entrelazamiento entre el deseo sexual y el odio.
Descripciones cinematográficas, el escenario como verdadero protagonista, el tono irónico, una visión desprejuiciada y llena de curiosidad sobre cómo influye Occidente en Japón, rebeldía, perspicacia en el retrato psicológico de los personajes... Una obra sorprendente y distinta, hasta hace pocos años inédita en castellano.

Una pastelería en Tokio es la primera película de Naomi Kawase basada en un relato ajeno (あん, de Durian Sukegawa) y también su primer éxito comercial en España. A pesar de ello, reconocemos su habitual estética delicada y evocadora, con una cámara que sigue a los personajes, se muestra atenta a los detalles visuales y sonoros y nos invita a reflexionar, quizá con cierta melancolía, sobre las realidades que más le interesan: el valor de las personas mayores, el respeto por la naturaleza, las tradiciones como guía de la conducta, nuestra actitud hacia la muerte.
En esta ocasión, presenta a tres generaciones unidas por el sufrimiento ante diferentes pérdidas -la posibilidad de tener una madre (Wakana), la de una vida en libertad (Tokue), la de la paz  y la ausencia de culpa (Sentaro)- que acabarán formando una perfecta familia abuela-padre-hija. No sabemos qué deparará el futuro a sus protagonistas, pero sí que han recuperado la esperanza.
Al mismo tiempo, conocemos una realidad oscura, la del tratamiento en el Japón del siglo XX de las personas con lepra. En eldiario.es lo resumen perfectamente:
Tokue es una afectada más por la Ley de Prevención de la Lepra, que se promulgó en 1953 en Japón y que obligaba a los afectados por la bacteria, incluido niños, a que abandonaran sus hogares para estar confinados en unas instalaciones especiales. En estos leprosarios les sometían a estrecha vigilancia, los esterilizaban, se provocaban abortos (a pesar de que la lepra no es en absoluto heredable) y no les permitían salir sin permiso. En 1960 la OMS advirtió que tales medidas de aislamiento ya no eran necesarias, sin embargo, el gobierno japonés no abolió la ley de cuarentena hasta 1996. Para entonces todos eran ancianos, con una media de 74 años. Fue ese día de 1996 cuando por fin se sintieron como seres humanos.
Acompañar de nuevo a Goro Inokashira, el protagonista de Paseos de un gourmet solitario, es un placer para los sentidos. Cruzamos el umbral de los locales que visita con la misma expectación ante lo (todavía) desconocido y vemos el mundo a través de sus ojos, los cambios en la expresión y su diálogo interno.
Este manga nos demuestra la capacidad de la comida para evocar recuerdos. Además, reivindica el andar sin rumbo fijo como vía para la autoconciencia y oportunidad para acceder a retazos de otras vidas -las de los comensales- y apreciar qué nos diferencia y nos une -como distintos y a la vez similares son los restaurantes en los que "entramos"-.

Si tanto viaje os ha dado hambre, podéis probar esta receta de dorayaki... ¿Alguien se anima a traerlos a la tertulia? ¡Buen provecho!

miércoles, 21 de marzo de 2018

Wakai Yamaguchi 2018


La biblioteca acoge este viernes un sinfín de actividades organizadas por Navar-Manga (Asociación de manga, anime y cultura japonesa de Navarra). Gracias a esta iniciativa, podremos disfrutar de:
17:00-21:00 Videojuegos (Super Smash Bros WIIU, Mario Kart 8 Deluxe, etc.)
                     Singstar friki
                     Exposición "Mangas de los años 90"
18:00-20:00 Taller de Pixel-Art y Chapas
Durante toda la jornada se proyectarán trailers y opening de animes disponibles en las Bibliotecas Publicas de Navarra.
También habra regalos y sorpresas para los asistentes.

sábado, 3 de febrero de 2018

Espíritus, fantasmas y folclore japonés

Lafcadio Hearn, En el Japón fantasmal (1899)
Ryunosuke Akutagawa, Kappa (1927)
Hideo Nakata, Ringu (1998)
Premiada en Brussels International Festival of Fantasy Films, Fantasia Film Festival, NatFilm Festival y Sitges Film Festival.
Keiichi Hara, El verano de Coo (2007)
Mejor película de animación 2008 en New York International Children's Film Festival, Tokyo International Film Festival, Canada Festival for Animated Cinema, Japan Media Arts Singapour, Mainichi Film Concours y Moscow Anime Festival. Mejor director en Tokyo Anime Fair.

- ¿Con quién empezó todo esto?
- Este tipo de cosas no empiezan con nadie. La gente siente ansiedad y surgen los rumores.
(K. Hara, Ringu)
Necesitamos encontrar sentido a aquello que supera la escala humana -el universo, el origen de la vida- y a los fenómenos naturales para los que no parece existir una explicación sencilla. Quizá por ello, y maravillados ante la falta de respuestas tangibles, nos hemos creído acompañados por presencias sobrenaturales, tanto benévolas como maléficas. Hearn lo expresa de forma más literaria al final de En el Japón fantasmal:
El abismo visible llama a ese abismo invisible del ser primordial cuya sangre hace de nosotros fantasmas.
Las obras que en esta ocasión os proponemos constituyen un catálogo de seres mitológicos del folclore japonés, adaptados tanto al público destinatario como a la época en que se realizaron. Aunque sus descripciones y los relatos en los que aparecen muestran diferencias según la zona y la época en las que surgen, os interesará visitar los enlaces (en azul), que recogen información sobre cada criatura:

  • La recopilación de leyendas tradicionales (con referencias a, entre otros, los tengu) realizada por Lafcadio Hearn a finales del siglo XIX está totalmente impregnada de su admiración por la cultura japonesa. Remarca la influencia hindú y china y ejemplifica cómo la religión determina la forma en que se expresan las creencias en seres mágicos y sobrenaturales.
  • Akutagawa, en cambio, utiliza a los kappa como excusa narrativa para elaborar una indisimulada sátira de algunos aspectos de la sociedad japonesa del primer cuarto del siglo XX -el capitalismo que cosifica y explota a las personas, las religiones institucionalizadas, el arte concebido como exclusivo de las élites-. Las referencias a la locura y la fascinación por el suicidio remiten a la biografía del autor.
  • Ringu, además de iniciar el boom del cine de terror nipón, es una inteligente actualización, sin estridencias innecesarias ni efectismo barato, de algunas fantasías clásicas del horror japonés: los yurei y la leyenda de Okiku, joven asesinada por un pretendiente no correspondido y arrojada a un pozo -o, en una versión alternativa, torturada por su amo antes de suicidarse lanzándose ella misma-. Añade a los elementos tradicionales (la venganza) motivos narrativos de épocas más recientes (la investigación de lo paranormal, el vídeo). Además, plantea una reflexión sobre la familia y los conflictos que generan los afectos paternofiliales -eligiendo a quién salva, la protagonista encarna y reproduce la maldición-.
  • Finalmente, El verano de Coo conecta con Kappa al presentar una crítica de las dinámicas sociales contemporáneas y nos recuerda, como Ringu, que tenemos motivos para temernos a nosotros mismos. A lo largo de la película topamos con varias figuras del folclore nipón (kappa, zashiki-warasi, dragón y kijimuna) y con la referencia a dos zonas de rica tradición mitológica: la región de Tôno y la isla de Okinawa.
Si se ha despertado vuestro interés por el imaginativo mundo de los espíritus japoneses y queréis saber más, os recomendamos los blogs El panteón perdidoEl Yokai diario, el ensayo Yokai. Monstruos y fantasmas en Japón, muchas de las obras publicadas por Quaterni y las recogidas en este artículo.

sábado, 23 de diciembre de 2017

Anime: Más allá de Miyazaki

Satoshi Kon, Millenium actress (2001)
Premio Orient Express - Casa Àsia en el Festival de Sitges 2001
Mejor película de animación en el Fantasia Film Festival 2001

Mamoru Hosoda, Summer wars (2009)
Mejor largometraje de animación en el Festival de Sitges 2009
Mejor película de animación en los premios de la Academia Japonesa 2010



Si Osamu Tezuka es considerado el "dios del manga" en su país de origen, Hayao Mizayaki (a veces llamado el "Walt Disney japonés") ocupa, gracias a sus largometrajes en Estudio Ghibli, un lugar semejante en el imaginario de los aficionados al anime. Sin embargo, una nueva generación de autores ha ampliado en el siglo XXI los límites de la animación, aportando nuevas estéticas, formas narrativas, temas y técnicas.
El Festival de Anime de Navarra (FAN 2018), que se celebra en enero en Pamplona, es el momento idóneo para revisar la obra de tres de los mejores directores del anime contemporáneo.


Satoshi Kon (1963-2010) fue autor de manga antes que director de animación. Tras darse a conocer como colaborador de Katsuhiro Otomo, realizó cuatro largometrajes antes de su muerte; en la tertulia ya hemos visto Tokyo Godfathers (2003) y Paprika (2006).
En el blog de la tertulia cómic podéis encontrar información detallada sobre su carrera. Os recomendamos visitar los enlaces que añadimos, donde se analiza con más detalle su obra, su calidad técnica y la influencia que ha tenido en películas recientes.

Millenium actress es un homenaje al cine, arte que nos permite soñar y actúa como vehículo para la esperanza, a través del que canalizamos nuestros sentimientos y anhelos.
Al mismo tiempo, Kon reflexiona sobre su capacidad para representar la historia y, sobre todo, recorre la evolución del cine japonés. Construida a partir de una constante de su obra -la interrelación e influencia mutua entre realidad y fantasía-, presenta muchos géneros de la tradición cinematográfica, tanto nipona como occidental: el melodrama de época, la ciencia ficción -Japón bajo el terror del monstruo (Ishirô Honda, 1954); 2001: Una odisea del espacio (Stanley Kubrick, 1968), las artes marciales, el drama documental -Fellini 8 1/2 (Federico Fellini, 1963)- y, especialmente, las obras de Akira Kurosawa -por ejemplo, hay referencias explícitas a Los siete samuráis (1954), Trono de sangre (1957), Yojimbo (1961) y Ran (1985)-.
Además, Chiyoko recuerda a dos estrellas del cine japonés: Setsuko Hara (Cuentos de Tokio, 1953) y Hideko Takamine (Cuando una mujer sube la escalera, 1960; La condición humana III: La plegaria del soldado, 1961).



Mamoru Hosoda (1967) se curtió en las series de animación japonesas hasta su salto a la fama internacional con La chica que saltaba a través del tiempo (2006).
Rechazado por Estudio Ghibli al ser demasiado joven, las tres obras que ha dirigido en la última década se han convertido en referencia para analizar la evolución del anime en el siglo XXI (en Xataka y Espinof han repasado exhaustivamente su carrera). Por todo ello, ha sido otro de los autores a los que la crítica se ha empeñado en nombrar como heredero de Miyazaki.
En todo caso, ser justos con su papel en el mundo del anime exige nombrar a la guionista de casi todas sus películas, Satoko Okudera. A buen seguro, gran parte de su éxito se debe a ella.


Summer Wars se estrenó cuando Second Life, el metaverso más exitoso de la época, estaba creciendo de forma acelerada. En aquella época, las universidades, bancos, artistas, medios de comunicación y hasta las administraciones públicas tenían su propio espacio en este universo virtual y parecía que ese era el futuro, que habíamos encontrado la forma en que nos relacionaríamos a través de internet (la cosa cambió poco después...).
La trama, llena de humor y con un ritmo sostenido, se esfuerza por mostrar cómo las experiencias digitales y las reales se integran e influyen mutuamente en el mundo actual. Hosoda y Okudera entremezclan historia japonesa, un retrato de la estructura social del país y una reflexión sobre las relaciones intergeneracionales y el papel protector de la familia. Al mismo tiempo, gustará a los aficionados a la animación japonesa infantil y juvenil (¿alguien ha dicho Digimon?).
Si queréis jugar al Koi koi, el juego de cartas que aparece en la película, aquí tenéis las instrucciones :-) ¡Aún mejor que el mundo de OZ!


Makoto Shinkai (1973) conoce muchas de las tareas asociadas a la industria del anime: además de director, ha sido productor, guionista, animador e incluso (cuando su presupuesto era limitado) actor de voz. Además, ha escrito varios mangas y novelas vinculados a sus películas.
Idolatra a Hayao Miyazaki y cree que no es digno de ser etiquetado como su sucesor; pese a reconocer su influencia, remarca las diferencias de estilo y técnica entre ambos. Con Your name, su película más reciente, ha superado el récord de recaudación establecido por El viaje de Chihiro, el mayor éxito del Estudio Ghibli.
Su obra ha ido ganando protagonismo en el mercado internacional, sobre todo desde los estrenos de 5 centímetros por segundo (2007) y Viaje a Agartha (2011). Your name (2016) le ha colocado, parece que a su pesar, como el principal referente actual del cine de animación japonés.


El jardín de las palabras es un mediometraje que ejemplifica las constantes narrativas y estilísticas de su autor. La narración, en apariencia sencilla, esconde una gran complejidad emocional gracias a la elección de los protagonistas. Ambos comparten cierta soledad y extrañeza ante el entorno y coinciden en un momento de transición: para cruzar la frontera entre dos etapas vitales deberán tomar decisiones que suponen un coste personal quizá elevado.
Para apreciar los valores técnicos de la obra, os recomendamos la reseña aparecida en Ramen para dos, donde se incide en la importancia del color y el sonido a la hora de transmitir eficazmente el significado del relato.

sábado, 2 de diciembre de 2017

Novedades Japón Agosto-Diciembre 2017

Cine y Anime:

 El lugar que nos prometimos, dirigida por Makoto Shinkai. Japón, 2004

Durante la II Guerra Mundial, Japón quedó dividida en dos partes. En el Aomori, controlado por las fuerzas de EE.UU. viven dos jóvenes, Hiroki y Takuya, siendo sus mayores intereses una chica, Sayuri, y una gigantesca y misteriosa torre visible en el horizonte de Hokkaido, bajo el dominio de la Unión Soviética. Un día deciden construir su propio aeroplano y volar hasta la torre, pero antes de que puedan empezar, Sayuri y Hiroki son transferidos a diferentes colegios en el distante Tokio. Tres años después, Sayuri entra en un estado de coma profundo y ellos entienden que la única manera de ayudarla, y probablemente de incluso salvar el mundo, es cumplir la promesa de cuando eran chicos. (FILMAFFINITY)


 I am a hero, dirigida por Shinsuke Shato. Japón, 2015. 

Hideo es un dibujante con una vida miserable. Un día, su novia lo echa de casa y, al cabo de unas horas, se abalanza sobre él convertida en un agresivo zombie. Será la primera señal de que el mundo a su alrededor se desmorona. (FILMAFFINITY)


 Mientras ellas duermen, dirigida por Wayne Wang. Japón, 2016.

Adaptación de la novela de Javier Marías, que trata sobre una pareja formada por un hombre maduro y una mujer mucho más joven que él, los cuales se convierten en la obsesión de un escritor en un complejo turístico. (FILMAFFINITY)


 Silencio, dirigida por Martín Scorsese. USA, 2016. 

Segunda mitad del siglo XVII. Dos jóvenes jesuitas portugueses viajan a Japón en busca de su mentor, el conocido misionero Padre Ferreira. Los últimos rumores indican que, tras ser perseguido y torturado, Ferreira ha renunciado a su fe, algo difícil de creer para los sacerdotes que parten en su búsqueda. En Japón ellos mismos vivirán el suplicio y la violencia con que las autoridades japonesas persigues a los cristianos, a los que torturan hasta apostatar o morir. (FILMAFFINITY)


Your name, dirigida por Makoto Shinkai. Japón, 2016. 

Taki y Mitsuha descubren un día que durante el sueño sus cuerpos se intercambian, y comienzan a comunicarse por medio de notas. A medida que consiguen superar torpemente un reto tras otro, se va creando entre los dos un vínculo que poco a poco se convierte en algo más romántico. (FILMAFFINITY)


Nagasaki: recuerdos de mi hijo, dirigida por Yoji Yamada. Japón, 2015.

Nobuko trabaja en Nagasaki como comadrona. Su hijo murió tres años atrás a causa de la bomba atómica. En el aniversario de la misma, el día 9 de Agosto, su hijo se le aparece de nuevo. (FILMAFFINITY)

Novedades Japón Agosto-Diciembre 2017

Manga:

 El hombre cadáver, de Hideshi Hino. La Cúpula, 2017.  

La carne se pudre, los huesos se desmoronan y el alma se disipa a los cuatro vientos. Como si fuera neblina... Ah... Mi cuerpo se está deshaciendo.” Lo cierto es que parece mentira... El corazón no le late y no hay señal de ondas cerebrales. Muestra el aspecto típico de un cuerpo que se ha descompuesto durante largo tiempo bajo el agua. Desde un punto de vista médico y científico no cabe la menor duda: es un cadáver. Lo sorprendente es que puede moverse y hablar, incluso puede pensar. Cuesta un poco entenderle porque su lengua está medio podrida, pero por lo demás es un hombre coherente...u lengua está medio podrida, pero por lo demás es un hombre coherente. (Reseña de la editorial)


Trágica derrota, de Nozoe Nobuhisa. ECC, 2017. 

En Trágica derrota, Nozoe Nobuhisa aprovecha la celebración del 70 aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial para reflexionar sobre sus consecuencias. Cada capítulo se centra en un personaje que desde la actualidad rememora las vivencias de la contienda: un superviviente de las Unidades Especiales de Ataque que recuerda una antigua promesa, un anciano torturado por sus remordimientos o una anciana que aún conserva el cianuro de potasio que le dieron en Manchukuo tras el final de la guerra. Testigos, partícipes o víctimas de uno de los episodios más dramáticos de la historia. (Reseña de la editorial)

Novedades Japón Agosto-Diciembre 2017

No Ficción:

 Banzai. Japón para curiosos, de Zofia Fabjanowska-Micyk. Planeta, 2017. 

¿Qué significa el círculo rojo de la bandera de Japón? ¿En qué isla japonesa llena de ciervos están prohibidos los nacimientos y los entierros? ¿Qué quieren decir los japoneses cuando se señalan la nariz? ¿Qué gato cósmico fue nombrado embajador de Japón? ¿Por qué en Japón los ladrones se quitan los zapatos antes de entrar a robar en una casa?

Este libro es un auténtico viaje por Japón. Con él aprenderás un montón de cosas sobre la lengua y la escritura japonesas, las costumbres en la mesa, la ceremonia del té, el kimono, el origami, las artes marciales, el manga y el anime, y muchas otras curiosidades que te sorprenderán. (Reseña de la editorial)


 Bajo los cerezos en flor: 50 películas para conocer Japón, de Carolina Plou. Universitat Oberta de Catalunya, 2017. 

Hay muchas formas de acercarse a la cultura japonesa, pero sin duda su cine es una de las más populares. Si ya sois prisioneros de los encantos orientales o meros apasionados al séptimo arte, la obra de Carolina Plou Anadón,  es una interesante lectura iniciática. El libro se compone de un capítulo introductorio que sirve de guía al lector, y en el cual la autora realiza un breve recorrido por la intrincada historia de este país, así como de su cinematografía. A ello le sigue la selección de obras organizadas según su cronología interna para favorecer una narración que guía al lector a través de las distintas etapas de la historia de Japón. El análisis cultural y sociológico de cada película viene precedido por una ficha técnica básica con información esencial y, asimismo, en los apartados finales, se incluye un listado de personajes históricos y un útil glosario de términos japoneses que es necesario dominar, así como la bibliografía y el índice de películas.


 Chinatown: cocina asiática, de Lizzie Mabbott. Neo-Person, 2017

Más de 100 tentadoras y accesibles recetas tradicionales del sudeste asiático y algunas variantes innovadoras con las que sacarás el máximo provecho de cada uno de los deliciosos ingredientes que dan cuerpo a la gastronomía oriental, seleccionadas por la famosa bloguera de cocina Lizzie Mabbott. (Reseña de la editorial)


 El viaje de Chihiro, de Álvaro López Martín. Diábolo, 2017. 

El viaje de Chihiro, ganadora del Óscar y el Oso de Oro de Berlín, es una de las películas más aclamadas de la historia del cine, pero también de las más complejas y profundas. En este libro desciframos todos sus misterios, y nos sumergimos en los entresijos de una historia única y fascinante. Vuelve a disfrutarla y descubre todo lo que se esconde tras ella.

Este es un libro sobre el alma y el corazón de El viaje de Chihiro. Una guía imprescindible y una narración explicada y completa de lo que significa su filosofía, cada momento, cada detalle y cada instante exacto de la película dirigida por Hayao Miyazaki y producida por Studio Ghibli.

Un libro escrito por Álvaro López Martín, creador y autor del blog de referencia Generación GHIBLI, y de los libros Mi vecino Miyazaki. Studio Ghibli, la animación japonesa que lo cambió todoAntes de Mi vecino Miyazaki. El origen de Studio Ghibli. (Reseña de la editorial)


 Fukushima, mon amour: crónica de un viaje al fin del mundo, de Pablo M. Díez. Kailas, 2017

Fukushima mon amour combina una apasionada aventura con la experiencia del autor durante la cobertura del tsunami de Japón y los testimonios de los damnificados que conoció mientras recorría la costa nipona.

Tras la catástrofe, mientras todo el planeta teme una explosión nuclear en la siniestrada central de Fukushima 1, un periodista occidental que ha acudido a cubrir la noticia vive un surrealista romance con una mujer nipona que, desencantada con su matrimonio, abre los ojos a su triste existencia.

En medio del pánico general, ambos viajan por la costa devastada por olas que alcanzaron 40 metros, hasta llegar a la planta atómica, donde les aguarda un doloroso secreto. En este camino apocalíptico, mientras siguen el rastro de muerte y destrucción, conocen las trágicas historias de los supervivientes y descubren el auténtico sentido de sus vidas, justo cuando parece que estas van a acabarse.

En el fin del mundo, dos personas se enamoran… ¿Aquello podía estar siendo la realidad? (Reseña de la editorial)


 El método Ikigai, de Francesc Miralles. Aguilar, 2017

Tras descubrir las claves de la motivación y la longevidad con Ikigai: los secretos de Japón para una vida larga y feliz (éxito de ventas traducido a más de 30 idiomas), Héctor García (Kirai) y Francesc Miralles vuelven a esta cultura milenaria para desarrollar un libro práctico que empodere nuestros propósitos vitales para hacerlos realidad a partir de hoy mismo.

Ikigai significa «razón de ser» o «pasión de nuestra vida» en japonés, pero ¿cómo encontrarlo? Y si ya hemos encontrado nuestro ikigai,¿cómo potenciarlo para que inspire todos los aspectos de nuestra existencia? Para conseguirlo, este libro propone 35 rutas, con ejercicios prácticos, para llevar el tren de nuestros proyectos hacia el destino elegido, permitiendo a la vez que, en el camino, la felicidad y bienestar surjan de forma natural desde nuestro interior. (Reseña de la editorial)


 Japón perdido, de Alex Kerr. Alpha Decay, 2017

A mediados de la década de los sesenta, Alex Kerr llegó por vez primera a Japón de la mano de su padre, un oficial de la armada norteamericana. En su retina quedó fijada la imagen de un país bello que, sobre todo en sus zonas rurales, transmitía una sensación de magia e irrealidad, como si un pedazo de historia se hubiera congelado en el apogeo de su hechizo. En sus visitas posteriores, la obsesión de Kerr por Japón fue aumentando, y desde 1977 reside en el país, donde ha desarrollado un trabajo concienzudo de recuperación y conservación del viejo Japón, para contribuir a que la ola de la modernidad no erosione lo que queda de la tradición. Así, Kerr ha trabajado en programas para la restauración de casas rurales, ha fomentado el cultivo de artes como la caligrafía o el teatro kabuki y, en definitiva, se ha implicado en mantener vivo un Japón que se difumina. 


Japón perdido, libro galardonado con el premio Shincho Gakugei al mejor ensayo de no-ficción en 1994, fue escrito originalmente en 1993 en japonés y el propio Kerr lo ha revisado en inglés en 2015: una mezcla entre memoria personal, ensayo sobre la cultura japonesa y guía de viajes. Una lectura encantadora para descubrir –ya sea en la distancia, o como lectura sobre el terreno– ese Japón que no suele aparecer en el mapa: un Japón antiguo, hipnótico y, por momentos, incluso fantasmal. (Reseña de la editorial)



 La poética de lo cotidiano: escritos sobre cine, de Yasujiro Ozu. Gallo Nero, 2017. 

Unánimemente considerado como uno de los grandes maestros del cine, Yasujiro Ozu, «el más japonés de los directores japoneses», sigue siendo objeto de culto. Su arte sutil y delicadísimo es literalmente venerado por directores y cinéfilos, y son muchos los que se confiesan herederos de su arte.

Su cine formalmente sobrio, con planos filmados desde el punto de vista que tendría un adulto sentado sobre un tatami, no le impidió retratar mejor que ningún otro cineasta los grandes cambios que sufrió la sociedad japonesa tras la Segunda Guerra Mundial.

La búsqueda de la armonía en las relaciones humanas, el riesgo de la disgregación, los cambios ineludibles de la vida, son algunos de los temas que conforman el tejido narrativo de sus historias, cuyo objetivo, como él decía, siempre fue «hacer sentir la existencia de lo que llamamos vida sin utilizar acontecimientos extraordinarios».

Los textos aquí reunidos ofrecen una perspectiva inédita sobre sus películas, la técnica y la teoría de su oficio, su visión del cine americano de los años treinta y cuarenta, la dicotomía entre ficción y documental, así como su «famosa» aversión hacia la «gramática del cine».

La selección, inédita en español, abarca treinta años, desde 1931 a 1962. Son páginas intensas y personales marcadas por el amor incondicional a su oficio, concebido como razón de vida. Sus escritos desvelan toda la humanidad del cineasta, su sentido de la vida, de la Historia y de la fugacidad del tiempo.

Yasujiro Ozu nació en Tokio el 3 de diciembre de 1903, y sesenta años después, el día de su cumpleaños, dejaría este mundo. Su vida y su carrera corren de algún modo paralelas a la evolución que le tocó sufrir a su país. Esa profunda transformación del mundo formará parte de su universo fílmico. Ozu realizó cincuenta y cuatro películas, entre las cuales podemos recordar Primavera tardía (1949), Cuentos de Tokio (1953) o El sabor del sake (1962). (Reseña de la editorial)



 Tras las huellas de San Francisco Javier en Asia, de Javier Mina. Almuzara, 2017

Javier Mina regresa con uno de sus mejores ensayos, libro de viajes fascinante y semblanza de un personaje para la eternidad.

El periplo de San Francisco Javier por el Extremo Oriente constituye la médula de este espléndido libro de viajes, en el que el ensayista Javier Mina sigue las huellas, todavía nítidas, del misionero navarro cuya fama corrió por los cinco continentes incluso antes de que lo canonizaran. En pleno Siglo de Oro español, recorrió mucho más de medio mundo, si se cuentan los trayectos que realizó en Europa junto a los viajes de ida y vuelta que llevó a cabo por el Extremo Oriente, una vez rodeó África tras zarpar de Lisboa. Y lo hizo imbuido de un rasgo singular: el de viajar teniendo siempre en su cabeza hasta los detalles más nimios de cada misión que creó o reconstruyó. Fue pionero en un mundo poco propicio, hecho de viajes lentos y de intercambios epistolares que tardaban meses, si no años, en culminarse. Navegó hasta Malasia, y de allí a las legendarias islas Molucas, célebres por sus ansiadas especias. Más tarde al refinado Japón, donde sentó las bases del cristianismo, y de allí a la ansiada China, donde la muerte habría de poner fin a su insólita hazaña. La hazaña de un hombre que emprendió, con sus solas fuerzas, la conquista de Asia. (Reseña de la editorial)


Wabi-Sabi, nuevas consideraciones, de Leonard Koren. SD, 2017. 

Wabi-sabi: nuevas consideraciones ahonda en el vocabulario y los esquemas conceptuales que presentara hace más de veinte años y arroja más luz sobre el carácter del concepto central de su obra, así como sobre las circunstancias en las que se unieron las palabras japonesas wabi y sabi, lo cual ha favorecido numerosos malentendidos acerca del verdadero lugar del wabi-sabi en la historia japonesa. La obra, además de observar cómo se creó exactamente, explora el lugar del wabi-sabi en el mundo contemporáneo, invitando al lector a reflexionar sobre la materialidad (y su naturaleza) dirigida hacia el futuro. (Reseña de la editorial)